Sígueme en Twitter:

@silviameave
@meavejournalist ( Tweeting in English)

2015-02-27

Nimoy, el Fotógrafo

Leonard Nimoy - Self portrait with Shekhina.
+CálamoyAlquimia Revista | +Silvia Meave

Confieso que conozco poco del trabajo actoral de Leonard Nimoy. Como la mayoría, lo recuerdo en el papel de Mr. Spock, personaje protagonista de Star Trek o Viaje a las Estrellas. Sin embargo, luego del hallazgo fortuito de su obra fotográfica en la web, mientras hacía --hace algunos años-- una crónica para Cálamo&Alquimia®, me enamoré de su trabajo e hice un seguimiento más o menos puntual de sus exhibiciones.

El desnudo femenino y la reinterpretación estética del cuerpo, casi siempre en blanco y negro, son constantes de sus imágenes.

Tenía la habilidad de encontrar la belleza donde pocos la encuentran. Una de sus series fotográficas más controvertidas e interesantes es "The Full Body Project" (que dio marco a mi texto "Las Gordas de Nimoy en el Paraíso de la Virtualidad"), en el cual Nimoy recreó algunas poses de obras de arte clásicas con mujeres obesas, que se muestran divertidas y gozosas de sus curvas desbordantes.

Al escribir este texto quise volver a un sitio web que albergaba la obra fotográfica de Nimoy; pero ya no está. Es triste, porque su fotografía es muy interesante y subyuga al espectador. Ojalá quienes hereden los derechos de exhibición de sus fotografías, lo reactiven.

Como premio de consolación me encontré con una colección de sus fotos en Pinterest, administrada por R. Michelson Galleries, los promotores de la obra de este extraordinario artista que falleció a los 83 años y deja un sólido estilo en el arte fotográfico.

PD. Apenas el domingo previo a su fallecimiento, este 27 de Febrero 2015, Nimoy escribió un tuit emotivo que hoy queda como epitafio, y ofrecía compartir su poesía en lo sucesivo.









ENLACES RECOMENDADOS





2015-02-16

La Delicia Multicultural del Nuevo Cine Francés

+CálamoyAlquimia Revista | +Silvia Meave

La quinta edición del festival online de cine “My French Film Festival”, que se llevó a cabo durante los primeros dos meses de 2015, refrendó una vez más la excelente reputación de los creadores francófonos y brindó a la aldea global virtual diez películas y diez cortometrajes que incluyeron trabajos de Bélgica y Canadá.

A diferencia de otros años, en esta ocasión -desafortunadamente- dos de las películas de la muestra fílmica, que fueron galardonadas al final del evento, no pudieron ser vistas en varios países por “restricciones de distribución comercial”.

A pesar de esto, la lista de películas no se demeritó y los espectadores pudieron gozar de casi una veintena de propuestas de alta calidad, que fueron del drama al thriller y de la comedia a la animación.

La ventana cinematográfica francesa y de los países francoparlantes es una delicia artística que refleja más que nunca a una sociedad multicultural y los conflictos que se derivan de esta situación.

La vena nordafricana de la Europa del siglo XXI ha producido historias emotivas como Vandal (2013), dirigida por Hélier Cisterne; La Virée à Paname (2013) de Carine May y Hakim Zouhani, o Guy Moquet (2014) de Demis Herenger, todas espejo de la vida de los jóvenes de familias inmigrantes que llegan a convertirse en extranjeros en su propio país, sólo por el hecho de tener otro color de piel u otra religión.

Curiosamente, el festival reunió en un solo lugar la mejor y la peor de las películas disponibles, lo que lo hizo aún más interesante.

SURREALISMO FALLIDO


The Strange Color of Your Body's Tears / L... por Myfrenchfilmfestival

L'Etrange Couleur des larmes de ton corps (2012) merece un comentario especial porque, a pesar de ser un filme con planos estéticamente cuidados, de aspiraciones surrealistas con el que sus directores, Hélène Cattet y Bruno Forzani imaginaron alcanzar el grado onírico sublime de Un Chien Andalou de Luis Buñuel, esta película belga resultó ser una secuencia pretenciosa y sin sentido, llena de imágenes con demasiados personajes aparentemente inconexos entre sí.

Un espectador dejó en el sitio web de la película un mensaje que la define irónicamente: Un larguísimo mal viaje ácido. Desde mi punto de vista es un filme sin historia o, simplemente, una historia mal contada que, a pesar de todo, no debe dejar de verse porque tiene un raro aroma visual a abandono claustrofóbico, con música francesa de los años 70s del siglo pasado.


EL RIESGO DE ROMPER LAS REGLAS



Eastern Boys (2014) - Trailer (english subtitles) por Myfrenchfilmfestival

Ahora, no obstante que la premiación del jurado del festival fue en otra dirección, la mejor película, según un sondeo entre integrantes del equipo editorial de Cálamo&Alquimia® fue Eastern Boys (2013) de Robin Campillo. Una historia impactante sobre un hombre que rompe la regla fundamental de la vida urbana: Aborda a un joven desconocido en una estación de tren y lo invita a su casa, sin imaginar las consecuencias.

El suspenso y todas las emociones que se detonan en el espectador del filme están íntimamente relacionadas con la vida cotidiana de cualquiera que vive en una urbe populosa, pletórica de supervivientes de la Globalización. La trama además abre una rendija al submundo de las mafias transnacionales. Es una gran película entretenida, para reflexionar sobre las dinámicas sociales que deja la Globalización.


UN AMOR VERDADERO


A Place on Earth / Une place sur la terre (2013... por Myfrenchfilmfestival

La otra gran película del festival es Une place sur la terre (2012) de Fabienne Godet. Una hermosísima historia de amor que nos recuerda que la sublimación de las emociones, de los sentimientos, es el motor de nuestra vida y el impulso para alcanzar lo que deseamos, y que la familia no es necesariamente ese grupo humano unido por el lazo sanguíneo. El filme no tiene moraleja; la fotografía es bellísima y es una historia sin final feliz en el sentido hollywoodense del concepto, que el espectador no olvidará jamás.

LA SOCIEDAD SEGMENTADA

Mención especial merece el plus de último momento de C'est dur d'être aimé par des cons (2008) de Daniel Leconte, que se comentó en una entrega anterior en “Postales de la Vía Láctea”, que, desde luego, también entra en la dinámica conflictiva de la nueva sociedad multicultural francesa, segmentada, que no acaba de reconocerse como tal.

Los filmes ganadores del festival se exhibirán en los vuelos de Air France y en algunos circuitos cinematográficos alrededor del mundo. No hay que perdérselos.



ENLACES RELACIONADOS:


2015-02-06

Charlie Hebdo: La Libertad Convertida en Pesadilla

+CálamoyAlquimia Revista | +Silvia Meave

C'est dur d'être aimé par des cons. Le procès” (algo así como “Es difícil ser amado por imbéciles. El proceso.”) es un documental del director francés Daniel Leconte, que abre la quinta edición de My French Film Festival 2015, una muestra de cine francés online que ya es un clásico de la cinematografía global, el cual resulta obligatorio para quien quiera hacer una reflexión profunda sobre la democracia y la libertad de expresión en Occidente.

La exhibición del documental de 2008, que toma su título de una caricatura de Jean Cabut, mejor conocido como Cabu, que publicó Charlie Hebdo en 2006, y que causó la ira del mundo musulmán, es una acción solidaria de los organizadores del evento con el movimiento Je suis Charlie contra el terrorismo fundamentalista islámico que oficialmente atacó y mató a varios miembros de la planta editorial de la revista satírica francesa, el pasado 7 de Enero 2015.

A través de entrevistas con periodistas y testigos, que se entremezclan con escenas in situ de un juicio que tuvo lugar en 2007, el filme sitúa al espectador en los pasillos de los tribunales franceses donde la publicación satírica y su entonces editor Phillipe Val, enfrentaron una demanda de los líderes de la comunidad musulmana francesa, quienes consideraban que el trabajo de Charlie Hebdo tenía tintes de discriminación racial y religiosa, además de que incitaba al odio étnico.

Val y su equipo, en aquellos días y también hasta el día de la muerte de los caricaturistas Charb, Cabu, Honoré, Tignous y Wolinski, se asumieron como un paradigma de la libertad de expresión y la democracia en Francia. Según ellos, poner límites al derecho de expresarse que puede en un momento dado incluir el insulto, significaría echar a la basura los pilares de la Revolución Francesa y la democracia occidental: Libertad, igualdad y ¿fraternidad... O únicamente odio primitivo a lo diferente?

Ciertamente la burla de Charlie Hebdo se extendía con frecuencia a la religión católica y a cualquier figura pública o institución susceptible de ser satirizada. El último número publicado por Charb y compañía, presenta a una grotesca virgen María con las piernas abiertas y los genitales convenientemente escondidos detrás de la cabeza de un pícaro niño Jesús.

En su momento, de acuerdo con lo que se ve en el documental, Charlie Hebdo recibió, a pesar de todo, el espaldarazo del entonces presidente de la república Nicolas Zarkosy y también de quien sería su sucesor y actual mandatario, Francois Hollande, los cuales siempre fueron blanco de la rabiosa sátira de la revista.

Está de más decir que Charlie Hebdo ganó la demanda de 2007 por un principio jurídico que plantea que en un Estado democrático es preferible el exceso de libertad en el periodismo, que la censura; y cualquiera que crea en la democracia está de acuerdo con ello; pero... ¿es honesto, es ético, que los periodistas trasladen en nombre de la libertad de expresión, sus filias y fobias personales, a la labor de informar y analizar la realidad, como lo hizo hasta el último día el equipo de Charlie Hebdo, encabezado por el caricaturista Stéphane "Charb" Charbonnier?

Esa es la pregunta sin respuesta que queda en el aire después de ver el documental de Leconte, por supuesto totalmente inclinado a la causa de Charlie Hebdo, que desde fuera parece justa e irrebatible; aunque, paradójicamente, el propio filme da pie al espectador a ser más riguroso en su análisis sobre la causa que los periodistas asesinados de Charlie Hebdo decían defender.

Para los caricaturistas franceses asesinados, era gracioso insultar. En el documental, uno de sus seguidores dijo, palabras más, palabras menos, a un grupo de ciudadanos que manifiestaba su desacuerdo con el estilo satírico de la revista: “Tú estás en la libertad de escupirme, si no te parece lo que digo”. Lamentablemente, bajo ese punto de vista hubo quienes ejercieron una falaz libertad de expresión, matando a los periodistas satíricos a sangre fría.

Los grupos musulmanes que demandaron en 2007 a Charlie Hebdo, afirmaron en entrevistas dentro del documental de Leconte que la publicación realmente no hacía sátira del terrorismo fundamentalista, ni hacían crítica para crear conciencia social sobre el peligro del radicalismo islámico, sino que se limitaban a injuriar de modo reiterado los símbolos del Islam y a sus creyentes, creando de paso un estereotipo discriminatorio de los inmigrantes de lo que genéricamente se llama Medio Oriente, que viven en Europa.

Lo que ocurría en la sala de redacción de Charlie Hebdo, la tarea de los caricaturistas que desde su escritorio jugaban cotidianamente a ser mártires de la libertad de expresión en su muy privada cruzada,  debe verse en el documental, que sin duda es clave para tratar de entender a la Francia contemporánea y su pesadilla "integrista", como llaman los franceses a los extremistas islámicos.


ENLACES RELACIONADOS: