Sígueme en Twitter:

@silviameave
@meavejournalist ( Tweeting in English)

2013-07-04

México en el Espejo de Afganistán

cálamo & alquimia® | @silviameave

Hasta mediados de la década de 1970, Afganistán era un moderno y pujante país en vías de desarrollo que atraía a turistas de todo el mundo por su riqueza histórica y su ambiente cosmopolita; pero paulatinamente, sin que el pueblo lo notara, el país se volvió un referente geoestratégico en el contexto de la guerra fría y del próspero negocio transnacional de drogas ilegales como el opio, la heroína y el hashish. Vino la invasión soviética, la guerra civil, la instauración del régimen talibán, la invasión estadounidense, la instauración del terrorismo...

El fotoperiodista Seamus Murphy documenta magistralmente el drama afgano en "A Darkness Visible", producido por MediaStorm, que puede verse aquí abajo, y mientras las imágenes e historias de Afganistán desfilaban ante mis ojos, empecé a visualizar en mi mente un documental paralelo sobre la historia reciente de México, que -al igual que Afganistán- también hasta mediados de la década de los 70s era un moderno y pujante país.

En cierto momento y sin que los mexicanos nos diéramos cuenta (o tal vez sí lo notábamos; pero no queríamos ver la realidad) el país se volvió un referente geoestratégico del Imperialismo y la Globalización, y sus campos fértiles fueron inundados de drogas y cultivos transgénicos.

Afganistán tuvo prosperidad; pero después más de treinta años de sucesivas guerras, mientras la tierra se cubría de seductoras y venenosas amapolas, la población comía los huesos de los muertos. Ahí están las imágenes de Murphy.

Entonces, cuando veo a amas de casa mexicanas que en 2013 recorren los mercados de las grandes ciudades en busca de una añorada diversidad de hermosos y coloridos alimentos que eran cultivados desde la época prehispánica, sin encontrarlos, teniendo que conformarse con esas insípidas manzanas de Washington que cuestan su peso en oro, me pregunto si esto es el fondo del abismo al que puede caer una sociedad que contempla con pasividad su declive, que se acostumbra a la violencia de manera antinatural y acepta la invasión de su cultura alimentaria con bazofia.

Más o menos al mismo tiempo que Afganistán se sumía en una guerra que aún ahora parece no tener fin (siempre hay un resentido social mutado en terrorista dispuesto a aniquilar a decenas de inocentes en una mezquita o afuera de un edificio gubernamental), en México se hablaba ocasionalmente en los medios de comunicación de ajustes de cuentas entre narcotraficantes y uno que otro asesinato de tinte político. Hechos aislados, se decía.

Y no sin ironía, la promesa democrática y el sueño de la bonanza económica que atraería la Globalización para el siglo xxi, sumió a México en una espiral de sangre y terror que sube o baja de intensidad según el estado de ánimo de sus promotores. No es la guerra clonada de Afganistán, quizá también por cuestiones geoestratégicas más que por otros motivos; pero los resultados podrían ser idénticos, devastadores, si no se detiene la violencia y la destrucción social que relata la crónica periodística cotidiana.

Seamus Murphy, que retrató durante tantos años la historia de Afganistán, aclara que hoy la mayoría de los protagonistas de su trabajo periodístico ya están muertos. Sólo quedan sus rostros como testimonio de lo que no debió ser jamás. ¿Está lejos México de Afganistán, con padres que entierran a sus hijos, una economía en ruinas, tierras agotadas por los enervantes, hambre, locura, ira autodestructiva y cicatrices generacionales del cuerpo y la mente...? <<>>


Based on 14 trips to Afghanistan between 1994 and 2010, A Darkness Visible: Afghanistan is the work of photojournalist Seamus Murphy. His work chronicles a people caught time and again in political turmoil, struggling to find their way. See the project at http://mediastorm.com/publication/a-darkness-visible-afghanistan


Enlaces Interesantes:
The Atlantic: Afghanistan in the 1950s and 60s
Seamus Murphy: Mexico Drug War





Summer Reading Shop - Up to 50% off Bestsellers & Free Ship Over $25!

2013-06-10

Tánatos Canibalizando a Eros: Arte Mexicano en el Museo Carrillo Gil

cálamo & alquimia® | @silviameave

MÉXICO.-  En primer plano, una mano anónima empuña un revólver y lo vacía sobre la sien de Daniel Joseph Martínez (Los Angeles, 1957) en una enorme fotografía mural hiperrealista que a quien la observa por primera vez, remite a un espacio geográfico estereotipado por los medios de comunicación globales, donde Tánatos canibaliza a Eros cotidianamente: Colombia, Irak, Palestina, Afganistán...

Pero no. El autorretrato número siete del artista chicano, titulado George y Daniel en un mundo demente...,  que se cuenta a partir de ahora entre las nuevas adquisiciones del museo Alvar Carrillo Gil de la Ciudad de México, busca situar al espectador en el territorio de la violencia contemporánea: ése en el que cualquier mexicano del año 2013 se levanta, almuerza y sueña mientras imagina que la maldad humana le es ajena, que es un espectáculo televisivo simplemente para levantar el rating.

La foto de Martínez es una de las 27 obras que se integran de manera permanente al acervo del Carrillo Gil y que estarán expuestas al público desde este mes y hasta finales de Septiembre. El Estado mexicano tiene ahora bajo su custodia impactantes obras que han llegado al museo, en diferentes momentos, tanto por donaciones de los artistas o pago de impuestos en especie, adquisiciones del Instituto Nacional de Bellas Artes, (INBA) para el museo, o por medio del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).

Y ahí están reunidos Jonathan Hernández, Cannon Bernáldez, Alejandro Montoya, Enrique Guzmán, Carlos Amorales y Moris, entre otros, que son los nuevos protagonistas del patrimonio artístico contemporáneo de México.

Todos son mexicanos y a ellos se une el angelino Martínez, de raíces mexicanas, marcando la pauta del arte contemporáneo y de su mirada sobre el presente de México y su sociedad en una constante colectiva sobre la ciudad y la violencia.

Algunas de las obras que conforman las nuevas adquisiciones del museo Carrillo Gil ya habían sido exhibidas ahí mismo entre fines de 2011 y principios de 2012, como obra prestada, en una exposición llamada Tiempos Violentos, una reflexión estética sobre la violencia.



El curador de la exposición, Carlos E. Palacios, ha dicho que así como los dibujos de José Clemente Orozco pertenecientes al acervo fundacional del Carrillo Gil, "muestran los estragos, el paisaje violento y la moral de los tiempos revolucionarios y posrevolucionarios de comienzos del siglo xx (...), las obras de estos artistas mexicanos contemporáneos dan cuenta de otras formas de violencia, de otras sensibilidades y de otros paisajes: los del México del siglo xxi." <<>>



Enlaces Interesantes:
Museo de Arte Carrillo Gil
Carlos Amorales - Subconscious City (2008)





Imágenes en este texto: MACG y Silvia Meave. © Derechos Reservados. Prohibida su descarga o republicación sin autorización escrita de los propietarios de los derechos.

2013-06-01

Delito

cálamo & alquimia®@silviameave

Él ahora tiene miedo de echar a su inquilina, una centroamericana bravucona que no paga la renta desde hace tres meses porque su marido -el que pagaba las cuentas- fue deportado a principios de año. Le dije que, como propietario, él tiene a la ley de su lado. -Aquí ya no hay justicia -aseguró. Ella es indocumentada; pero tiene hijos americanos y eso la hace sentirse protegida. Así que cada vez que el casero le pide que le pague la renta o se salga de su propiedad, grita que lo llevará a la Corte acusándolo de ser musulmán. <<>>





2013-03-16

Ser Peatón y Morir en la Ciudad de México

cálamo & alquimia®@silviameave

MÉXICO.- Me detuve en una nota que el diario El Universal cabeceó como "Muere hombre atropellado por metrobus (sic) en Insurgentes y Hamburgo". El cuerpo de la nota era la misma frase, rubricada por un más información en unos minutos. Pensé que es ofensivo para los lectores este tipo de información a medias. Sentí una vaga inquietud al no conocer los detalles del incidente y preferí irme a tomar un té antes de empezar mi trabajo en la mesa de redacción de +tribuAméricas infograffiti. Hoy, por lo menos en cinco ocasiones, mi auto esquivó a varias personas que cruzaban calles sin cuidado, a pesar de haber puentes y pasos peatonales cerca de ellos. Casi todos eran ancianos y uno, inclusive, parecía querer que lo atropellara, pues caminó hacia los coches y se detuvo unos segundos con aire retador. Dije a mis acompañantes "Hoy es el día de los abuelitos suicidas". Alguien me contestó sin ironía: "Es que es quincena y la pensión ahora sí ya no les va a alcanzar por la inflación". Nadie rió. Llevábamos casi 24 horas de lluvia menudita y continua que entorpecía el tránsito vehicular; pero también a los peatones, según lo notamos.

La nota informativa del hombre atropellado por el metrobús me hizo recordar la historia de un pariente, en mi infancia, que tuvo un fin parecido, y la conmoción que provocan esos accidentes en las familias, que nunca se recobran del todo. ¿Habrá sido un abuelito suicida como los de esta tarde?, me pregunté, tratando de entender por qué alguien podía ser atropellado por el metrobús, un vehículo enorme y rojo en carril confinado al que es difícil no ver, aunque sea de noche.

Y si bien no era mi nota, regresé a los diarios online para saber más del accidente que no debía haberme importado demasiado hasta que leí que el hombre muerto había sido un viejo amigo mío. El buen Carlos, aquel chavo que, cuando estábamos en la prepa, me presentó mi amiga Cris; ése que quería ser estrella del pop y con el que llegamos a cantar en los cumpleaños y posadas que organizaba mi muy querida amiga en nuestros años estudiantiles. Él, entonces, ya había terminado su carrera como médico y estaba recién casado. Tal vez por eso no hizo demasiado por tocar el cielo market del showbusiness en el que mi amiga sí continua y del que yo me deslindé antes de cumplir los treinta.

Me dio mucha pena ver las fotos de prensa del cuerpo de Carlos en el asfalto, cubierto por una sábana y el dolor de su familia me tocó. Lo recuerdo como una persona muy jovial, muy afable siempre; buena onda. En tiempos recientes, ocasionalmente lo vi en unos infomerciales de televisión, en su rol de médico respetable, ya canoso; pero igual que siempre, buena onda.

Justo hoy había estado hablando con mis acompañantes en el auto de la perversidad del tráfico en la Ciudad de México y de cómo, todos los días, cualquiera está a punto de morir porque nadie respeta reglamentos ni señalamientos. Alguno dijo que para morir en el Distrito Federal, siendo peatón, hay que escoger entre ser atropellado o ser asaltado en un puente peatonal. ¿Acaso eso es lo único que merecemos en la que se presume como una de las urbes más cosmopolitas? &lt;&lt;&gt;&gt;




Audiobook Downloads at Audible.co.uk

2013-03-15

Se Acaba la Promesa de Matrimonio en México

cálamo & alquimia® | @silviameave

Una nota informativa perdida en un cúmulo de historias del día en México da cuenta de que la Cámara de Diputados aprobó derogar del Código Civil Federal la figura de los "esponsales" o "promesa de matrimonio" mutuamente aceptada, referida a un contrato previo al matrimonio y que en otra época su incumplimiento habría implicado alguna sanción (quizá pecuniaria).

De sólo pensar en que la petición de mano y el compromiso de matrimonio fueron hasta el día de hoy un evento jurídico que mal llevado podía terminar en los tribunales me provocó un raro escalofrío. Creo que muy poca gente sabe que una práctica jurídica medieval estaba vigente hasta entradito el año 2013 ¡siglo xxi!

Una diputada de la Izquierda, Alfa Eliana González Magallanes, mencionó que, si bien la figura legal de la promesa de matrimonio se deroga, todavía existen en el país regiones "donde los usos y costumbres aprueban este tipo de promesas, pero en muchos casos esta situación se presta al intercambio de niñas o adolescentes por bienes materiales o dinero", de modo que acabar con los "esponsales" elimina las vías legales bajo las que pudieran esconderse actividades que afecten los derechos de niñas y adolescentes, principalmente, o el tráfico de personas.

¿Alguna vez pensó alguien, durante los últimos treinta o cuarenta años, que retractarse de un matrimonio podía tener efectos jurídicos? Yo creí que esa figura jurídica era historia prerrevolucionaria; pero resulta que no. <<>>



2013-03-01

1913-2013. Heroína: De Panacea a Droga Maldita

cálamo & alquimia® | @silviameave

¿Sabías que en este 2013 se conmemora el centenario de la suspensión de la producción legal de heroína por la farmacéutica alemana Bayer? Sólo una década después el gobierno de Estados Unidos la incluyó en la lista de drogas prohibidas.

Curiosamente, la historia de la heroína es como la de la pseudoefedrina, que comenzó usándose en jarabes para la tos infantil. Creo que jamás se ha investigado en qué medida los niños que tomaron esos jarabes se volvieron adictos en la edad adulta o si presentaron algún problema mental.

La heroína fue inicialmente una marca registrada que comenzó a comercializarse en 1898 como analgésico que si se combinaba con la Aspirina, también de Bayer, prometía inclusive la prevención de enfermedades respiratorias y pulmonares, sin efectos colaterales ni provocar adicción.

Cien años después de su producción legal, las autoridades sanitarias de Noruega han expresado su intención de despenalizar la inhalación de la heroína, con el objetivo de reducir el número de muertes por sobredosis, ya que -dicen- resulta ser un método menos peligroso que inyectársela.

El gobierno noruego plantea que la heroína inhalada o fumada es menos tóxica, los drogadictos requieren de menos cantidades para sentirse tranquilos y se reducirían los contagios de enfermedades como el VIH por uso de agujas contaminadas.

En Oslo hay un picadero municipal, eufemísticamente denominado narcosalón, que permite a los adictos irremediables, esos que si no se drogan la pasan peor; pero es irónico o paradójico que inhalar la droga no esté permitido.

La moraleja de esta historia, un siglo después, es mucho más que medicina amarga; pues la duda sobre la eficacia real de los medicamentos o más aún, de las ventajas de la medicina preventiva, queda aquí. Finalmente, la regulación de los Estados es imprescindible, si lo que se busca es el bienestar de la población. <<>>





Adobe Creative Suite 6