Sígueme en Twitter:

@silviameave
@meavejournalist ( Tweeting in English)

2009-02-20

A Ocho Minutos Luz de la Tierra

cálamo & alquimia® | @silviameave

El sol está a ocho minutos luz de la tierra; pero viajar a los confines del sistema y llegar a Plutón toma 12 horas luz (algo así como irme a Egipto para un fin de semana). Entonces, quiero imaginar que algún día se dirá: "Anda, vamos, mi estación espacial está a cinco minutos luz... rápido y regresamos antes de que la rueda del Universo dé una vuelta más".

Quiero imaginar: ¿Hasta dónde la astrofísica y la astronomía son ciencia y en qué punto empieza la literatura fantástica? De repente me pregunto por qué nadie me dijo en la prepa que estar en un laboratorio de la NASA era lo más cercano a ser un poetastro al que se le va la vida mirando al cielo y soñando mundos -pero que está muy bien pagado? Sólo entonces le hubiese encontrado un verdadero sentido a aprender a resolver ecuaciones de problemas que ni los profesores promedio entendían.

Quiero imaginar en fin que la astrociencia justifica la búsqueda de los eternos ocios humanos más que el afán de mirar por el progreso o... ¿cómo explicar que las tomas de una nave espacial y de un satélite estén siendo utilizadas para encontrar la ubicación exacta de la Atlántida?

Quiero imaginar que el director del más renombrado centro universitario de investigación astrofísica, que resulta ser más político que científico, ha decidido que en tiempos de crisis financieras hay que ser más ingenioso que ingeniero y es posible solicitar un aumento en el presupuesto destinado a la investigación. Poco, no mucho, para que no le pongan peros, tomando en cuenta que la tecnología hoy en día está carísima y que si invierte en un buen telescopio o en la construcción de una nueva estación espacial no va a quedar un centavo para la organización de un loco congreso en las Islas Canarias.

Quiero imaginar que el científico piensa y piensa frente a su computadora y cada vez que alguien del laboratorio se acerca, abre en la pantalla una ventana con la imagen de un mapa de Google Earth que retrata fastuoso al Mar Mediterráneo, para que no descubran que pasa la mitad del tiempo chateando con chicas del ciberporno. Y de pronto, ¡Eureka! Un equipo de eminencias de todo el mundo se embarca en busca de la mítica Atlántida.

Quiero imaginar que todo pasa a menos de un minuto luz. Hay que explorar las playas españolas, hacer shopping en Marruecos y jugar en los casinos de Gibraltar... Qué tanto es tantito, diría Armando Ramírez. Luego es necesario hacer una corta parada en las Canarias para asistir al congreso e informar a la comunidad internacional que se requieren más recursos financieros para la investigación científica, que si logramos entender las causas del hundimiento de la Atlántida, probablemente los resultados del reporte darán pie a nuevas investigaciones que detengan el calentamiento global o, por lo menos, permitirán crear las condiciones para que los científicos tomen un barco a Venus y naden con delfies cósmicos.

Quiero imaginar que los científicos salvarán a la humanidad del tedio en menos de ocho minutos luz, ante la escasez de buenos guionistas de televisión fantástica. <<>>



|||

2009-02-06

Las Disqueras Mataron a las Estrellas de la Radio

cálamo & alquimia® | @silviameave

Sometimes when this place gets kind of empty
Sound of their breath fades with the light
I think about the loveless fascination
Under the Milky Way tonight


Lower the curtain down on Memphis
Lower the curtain down all right
I got no time for private consultation
Under the Milky Way tonight


Wish I knew what you were looking for
Might have known what you would find
Wish I knew what you were looking for
Might have known what you would find

And it's something quite peculiar
Something shimmering and white
Leads you here despite your destination
Under the Milky Way tonight




Ante la página (ok, pantalla) en blanco, de verdad jamás se sabe cuál será el resultado final. Hoy no tenía la intención de escribir nada personal. Apenas estaba revisando los archivos para mi sitio web que se quedaron perdidos desde el último crash de mi computadora -¡¡gracias a una estúpida actualización fallida del Microsoft Explorer 7 que, por cierto, nunca uso!!- cuando me reencontré con mis Postales de la Vía Láctea y me sentí inspirada a escuchar Under the Milky Way de The Church... Oooops. Pero mi postal no tenía sonido y por la misma razón de que debo monitorear cada cierto tiempo que mi compu no esté muerta, creí que habría algún fallo en el sonido de mi laptop.

Para verificar qué pasaba, me fui a mis archivos de música y, Alhamdulillah, todo funcionaba perfecto. Concluí que el video de YouTube se habría dañado de tanta descarga y ¡deveras que me pasé de babis!... Juar, juar, juar, que ahora me río como los Burrón. Resulta que Warner Music, el "propietario" de los derechos de comercialización de la canción, bloqueó el sonido de ese y muchos otros videos para vengarse de todos los que no compramos discos y, en cambio, nos pasamos horas oyendo música en el celebérrimo YouTube o en MySpace.

Mi Postal de la Vía Láctea se quedó muda, mas no porque Steve Kilbey o Karin Jansson, que fueron quienes se quebraron la cabeza o el corazón en un acto de creatividad estén reclamando su cuota (pues de algo tienen que comer)... ¡No!... Como siempre, es el padrote -el señor Matanza- quien decide lo que va, dice lo que no sera, decide quien la paga dice quien vivira... Oooooooooh. ¡Whah! Es cierto, las disqueras mataron a las estrellas de la radio... ¿De verdad los ejecutivos de las grandes compañías grabadoras creen que su industria tiene futuro y que la gente les va a pagar a ellos por tener el placer de la música? Yo lo dudo. Y en plena recesión estoy segura que deberán pedir perdón y retirarse del mercado (por cierto que ya contaré aquí una historia que me quema sobre el tema del bluff de la industria musical)... Pero volviendo a mi debraille: Por lo pronto, los covers y videocomposiciones de manufactura casera y conciertos en vivo no pueden ser reclamados y decidí sustituir el video original por un concierto que The Church hizo en Italia y por dos curiosidades adjuntas hechas por los fans de ésta que es considerada la mejor canción australiana de las últimas dos décadas.

El videíto de abajo no me parece relevante; pero contiene la grabación original de 1988. Uuuuy, ¿será cierto que veinte años no es nada? En fin, que mi blog temático tiene sonido nuevamente y -como dice la canción- algo me guía sin importar cuál sea mi destino, bajo la vía láctea esta noche... Una vez más. <<>>






|||