Sígueme en Twitter:

@silviameave
@meavejournalist ( Tweeting in English)

2009-02-20

A Ocho Minutos Luz de la Tierra

cálamo & alquimia® | @silviameave

El sol está a ocho minutos luz de la tierra; pero viajar a los confines del sistema y llegar a Plutón toma 12 horas luz (algo así como irme a Egipto para un fin de semana). Entonces, quiero imaginar que algún día se dirá: "Anda, vamos, mi estación espacial está a cinco minutos luz... rápido y regresamos antes de que la rueda del Universo dé una vuelta más".

Quiero imaginar: ¿Hasta dónde la astrofísica y la astronomía son ciencia y en qué punto empieza la literatura fantástica? De repente me pregunto por qué nadie me dijo en la prepa que estar en un laboratorio de la NASA era lo más cercano a ser un poetastro al que se le va la vida mirando al cielo y soñando mundos -pero que está muy bien pagado? Sólo entonces le hubiese encontrado un verdadero sentido a aprender a resolver ecuaciones de problemas que ni los profesores promedio entendían.

Quiero imaginar en fin que la astrociencia justifica la búsqueda de los eternos ocios humanos más que el afán de mirar por el progreso o... ¿cómo explicar que las tomas de una nave espacial y de un satélite estén siendo utilizadas para encontrar la ubicación exacta de la Atlántida?

Quiero imaginar que el director del más renombrado centro universitario de investigación astrofísica, que resulta ser más político que científico, ha decidido que en tiempos de crisis financieras hay que ser más ingenioso que ingeniero y es posible solicitar un aumento en el presupuesto destinado a la investigación. Poco, no mucho, para que no le pongan peros, tomando en cuenta que la tecnología hoy en día está carísima y que si invierte en un buen telescopio o en la construcción de una nueva estación espacial no va a quedar un centavo para la organización de un loco congreso en las Islas Canarias.

Quiero imaginar que el científico piensa y piensa frente a su computadora y cada vez que alguien del laboratorio se acerca, abre en la pantalla una ventana con la imagen de un mapa de Google Earth que retrata fastuoso al Mar Mediterráneo, para que no descubran que pasa la mitad del tiempo chateando con chicas del ciberporno. Y de pronto, ¡Eureka! Un equipo de eminencias de todo el mundo se embarca en busca de la mítica Atlántida.

Quiero imaginar que todo pasa a menos de un minuto luz. Hay que explorar las playas españolas, hacer shopping en Marruecos y jugar en los casinos de Gibraltar... Qué tanto es tantito, diría Armando Ramírez. Luego es necesario hacer una corta parada en las Canarias para asistir al congreso e informar a la comunidad internacional que se requieren más recursos financieros para la investigación científica, que si logramos entender las causas del hundimiento de la Atlántida, probablemente los resultados del reporte darán pie a nuevas investigaciones que detengan el calentamiento global o, por lo menos, permitirán crear las condiciones para que los científicos tomen un barco a Venus y naden con delfies cósmicos.

Quiero imaginar que los científicos salvarán a la humanidad del tedio en menos de ocho minutos luz, ante la escasez de buenos guionistas de televisión fantástica. <<>>



|||